Contacta con nosotros: Telf: +34 965 95 12 04       Email: fiscal@gestionesgarmar.com / laboral@gestionesgarmar.com

Todo lo que tienes que saber de una sociedad limitada

Una de las formas societarias más comunes en España es la Sociedad Limitada. Muchos autónomos deciden optar por este tipo de figura societaria para evitar tener que responder a posibles deudas con todo su patrimonio personal. Claro está que, aunque una S.L. tiene muchas ventajas, también puede tener sus inconvenientes y en gestionesgarmar.es te lo contamos todo:

¿Qué es una Sociedad Limitada?

Una Sociedad Limitada supone un tipo de sociedad mercantil en la que la responsabilidad a terceros está limitada al capital que el socio a aportado a la S.L., es decir, que las deudas atacarán solo a ese capital invertido y no a todos los bienes personales.

En una S.L., el capital de la sociedad está compuesto por las aportaciones de cada uno de los socios. Este capital se divide en participaciones sociales, indivisibles y acumulables. Es importante aclarar que todas las participaciones tienen que tener un valor económico, es decir, que no se puede suplir con trabajos o servicios. Siempre tiene que tener ese valor para ser válido.

Para formar una S.L., es necesario realizar un documento público formal que recoja tanto el valor económico como los socios.

Características de una Sociedad Limitada

Al igual que la formación de cualquier tipo de empresa, la Sociedad Limitada también tiene unas características que deben cumplirse para estar dentro de la legalidad.

Denominación Social: toda S.L., debe tener una denominación social que es, precisamente, el nombre con el que se conocerá a la empresa. La denominación social es única, por lo que debe estar recogida en el documento constituyente de la empresa para que el proyecto pueda seguir adelante. La denominación social puede ser o bien el nombre de los socios o bien un nombre en común más la palabra limitada.

Número de socios: la normativa impone que sean varios los socios de la S.L., para que esta pueda ser constituida. No existe un número máximo de personas, pero sí un mínimo. En caso de ser empresas montadas por un solo socio se llamará Sociedad Limitada Unipersonal.

Capital: para la formación de una S.L., es necesario que haya una aportación de 3.000 euros de capital. Los socios de la empresa pueden ser tanto socios trabajadores como socios capitalistas.

Constitución de la S.L.: la constitución de la Sociedad Limitada se realiza a través de los estatutos y de una escritura pública que se firma ante notario y que, posteriormente, se debe presentar en el Registro Mercantil. En el documento se debe detallar quiénes son los socios, cuáles son las aportaciones y el porcentaje de capital social que le pertenece.

Ventajas de una Sociedad Limitada

Una Sociedad Limitada tiene ciertas ventajas:

  • Modalidad apropiada para la pequeña y mediana empresa.
  • No establece un máximo de socios.
  • No existe un porcentaje mínimo por socio.
  • Libertad de la denominación social.
  • Posibilidad de nombrar a un administrador indefinido.
  • Controlar la entrada de personas a la sociedad.
  • Posibilidad de un salario fijo a los socios que trabajen en la empresa.
  • Libertad de acuerdos y pactos entre los socios.

No hay comentarios

Agregar comentario